Encontrarte hoy

Porque hoy me apetece encontrarte

Porque hoy me apetece encontrarte
en todos los rincones de mi cuerpo,
rezando estoy a tus pies invisibles
descalza yo también,
esperando con ansia las palabras
que vas a escribirme discreto
después de tu siesta larga.

Porque hoy me apetece encontrarte,
seguirte en la inconstancia de tus horas,
enrollarme a tu espalda y confesarte
todas las cosas que ya sabes...
rezando estoy a tus pies invisibles
para recibir tu piel en mis mejillas
esta noche, o mañana si se te antoja...

Porque hoy me apetece encontrarte,
recrearme a mitad de tus pestañas
y quedarme absorta en tus pupilas
_pensar que podrías ser mío si quisiera_
dejando que me mires curioso
y me observes con tu media sonrisa
adivinando qué sensaciones provocas.

Porque hoy me apetece encontrarte
dibujar tu figura, mis ojos cerrados
y detener mis dedos en tu boca
para sentir el aliento que te contiene
mi oído en tu pecho... dentro, el latido.
Y sentir nuestra presencia en ese instante
porque no habrá nunca otro igual...

Y porque hoy me apetece encontrarte,
esperándome satisfecho en los granates
de tus cortinas cómplices,
la humareda, el vino, tus poesías...
voy a rezar a tus pies invisibles
para tenerte a mi lado ahora, 
para seguir amándote toda una vida.

 

Ángela Sayago Martínez

Añadir nuevo comentario